Hugo Balaguera - Cirujano Plastico
Hugo Balaguera - Cirujano Plastico
TOXINA BOTULÍNICA (Botox)
Por medio de infiltraciones subdérmicas de la toxina botulínica (tipo A) puede conseguirse la disminución de la fuerza de contracción de los músculos faciales que determinan la presencia de las llamadas líneas de expresión, que con el tiempo se convertirán irremediablemente en arrugas permanentes.

La toxina botulínica inhibe competitivamente el combustible de la contracción muscular que es la acetil-colina. La toxina no presenta ningún tipo de alergia, su efecto es transitorio (5 a 8 meses) y no produce ningún tipo de alteración anatómica en el músculo. Su aplicación se realiza con anestesia tópica (crema). La toxina botulínica está indicada en áreas de la frente, peri ocular, nariz, cuello y además, para elevar la cola de la ceja, disminuir la sonrisa gingival y la fuerza de contracción de las bandas platismales del cuello.

La aplicación de la toxina botulínica no produce incapacidad.
  CASOS